Relación entre el polémico manual de sexto grado; Bonny Cepeda, Juan Luis Guerra y la política exterior de Abinader

Juan Luis Guerra (i) y Bonny Cepeda
Juan Luis Guerra (i) y Bonny Cepeda

(*) Aunque pase  desapercibido, existe una interesante relación entre un polémico manual usado por el Ministerio de Educación dominicano en las escuelas públicas del país, los populares artistas Bonny Cepeda y Juan Luis Guerra y la política internacional que desarrolla el gobierno del presidente Luis Abinader.

Quizás se trata de una simple coincidencia en tiempo y espacio, pero no por ser tales dejan de atraer la atención para quienes gustan de fijarse en los detalles.

Bonny Cepeda

Bonny Cepeda es un merenguero que alcanzó el clímax de su popularidad en la década de los años ´80 del pasado Siglo XX.

Sus éxitos musicales fueron disfrutados por multitudes tanto en República Dominicana como en el extranjero.

Sus temas, con exquisitas composiciones merengueras-populares eran del agrado de todos, sin importar banderías políticas ni posturas ideológicas.

Esto tuvo un alto cuando Bonny Cepeda y su orquesta interpretaron una canción dedicada a los niños, (Que canten los niños), en los que clamaba con su canto por detener las drogas y las guerras  y abogaba por más unión y más educación.

Lo hizo acompañado de un coro de niños.

Sin embargo, donde el asunto no pareció que encajara en el gusto de todos los públicos fue cuando en una de las estrofas, el coro de los niños en el tema interpretado por Bonny Cepeda decía textualmente que:

-«Este espacio, queda en blanco
es de los niños de Cuba
que aunque quisieron venir
Fidel ni los dejó salir
(Se repite)».

Fue claro que, con esa estrofa, Cepeda se unía a los gritos del exilio cubano de Miami que aboga por el derrocamiento de la revolución cubana.

Ahí mismo, al adoptar esa postura político-ideológica contra la revolución cubana, Bonny Cepeda perdió muchos seguidores.

En la actualidad, Cepeda es Vice Ministro del Ministerio de Cultura del gobierno dominicano liderado por Luis Abinader.

El polémico manual de sexto grado 

El otro elemento coincidente es que el gobierno dominicano actual ha aprobado un texto destinado a los estudiantes de sexto año de todas las escuelas del país en el que tachan de «dictaduras» los gobiernos de Cuba, Venezuela y Nicaragua, que usarían, supuestamente, la pandemia del nuevo coronavirus para apuntalar la «dictadura».

Es la primera vez en la historia dominicana que el gobierno usa un texto en las escuelas del país para arremeter contra países amigos con los cuales se tienen relaciones diplomáticas y comerciales.

Juan Luis Guerra, al centro y con gorra, mientras participaba en el concierto de Cúcuta, tachado por el gobierno venezolano como parte del plan de agresión contra su país.
Juan Luis Guerra, al centro y con gorra, mientras participaba en el concierto de Cúcuta, tachado por el gobierno venezolano como parte del plan de agresión contra su país.

Juan Luis Guerra

Este es uno de los artistas dominicanos de mayor prominencia internacional; llevó la bachata a los grandes escenarios de todo el mundo y todas sus creaciones han sido éxitos musicales, desde aquellos tiempos que encabezó el grupo 4-40.

Puede interesarle: Juan Luis Guerra se consagra como participante en la guerra psicológica contra Venezuela

Guerra, amado por los dominicanos y por gran parte de América Latina cuenta en su curriculum artístico con su participación en un concierto en Cucuta,  en la frontera colombo-venezolana que procuraba reunir recursos que, en el fondo, tenían el propósito de propiciar un estado de violencia en Venezuela para derrocar al gobierno de Nicolás Maduro.

Este martes, el gobierno dominicano ha seleccionado la música de Juan Luis Guerra como uno de los representantes de la «Marca País», con el que se espera impulsar el turismo.

La política exterior del gobierno de Abinader

Desde que asumió el gobierno, el presidente Luis Abinader, ha dado un giro hacia la derecha en su política exterior dando señales de que está dispuesto a inmiscuirse en la política interna de Venezuela al unirse a un grupo de países liderados por Estados Unidos que abogan por la salida del poder de Nicolás Maduro, vale decir destruir la revolución bolivariana.

Podría ser que se trate de simples coincidentes, pero todo parece apuntar en una sola dirección, y en ella bailan, todos juntos: los cuadernillos de sexto grado, Bonny Cepeda, Juan Luis Guerra y la política exterior del gobierno de Abinader.

Bailan a la derecha de la derecha.

(*) Artículo de Robert Vargas

Si te ha gustado este artículo, por favor compártelo en tus redes.